El Hospital Italiano de Buenos Aires inauguró su nuevo edificio central

Actualmente es considerada la institución asistencial más importante del país y reconocida a nivel nacional e internacional como entidad líder en el cuidado de la salud.

Acto inaugural

El Hospital Italiano de Buenos Aires inauguró su Nuevo Edificio Central con el objetivo de mejorar la calidad de atención de las más de 2,5 millones de consultas ambulatorias que recibe por año. Cuenta con 15.000 m2 cubiertos distribuidos en 8 niveles. Dispone de una nueva Central de Emergencias, y la Terapia Intensiva ofrece más consultorios, una mejor accesibilidad y está equipada con tecnología médica de punta.

El acto inaugural inició con las palabras del Presidente de la Institución, Ing. Franco Livini y fue seguido por los discursos del Embajador de Italia, Dr. Guido La Tella; del Ministro de Salud de la Nación, Dr. Juan Manzur y del Director Médico del Hospital Italiano, Dr. Atilio Migues.

Durante el evento el Presidente del Hospital Italiano, Ing. Franco Livini sostuvo que: «Es un orgullo presentarles hoy nuestro proyecto hecho realidad. Fue un desafío que asumimos con confianza, profesionalidad, perseverancia y el trabajo de todos»

El Nuevo Edificio Central mejora la circulación, separando las áreas públicas de las técnicas para optimizar los desplazamientos, y se apoya en una señalética que brinda orientación precisa. En cada área hay sectores administrativos, de hotelería, y de informes e historia clínica multimedia; así, los pacientes deben circular lo menos posible y se preservan la privacidad y la tranquilidad en las áreas de internación.

Además de aumentar considerablemente el área de atención médica y de unificar servicios que se encontraban disgregados, el nuevo edificio está vinculado con las estructuras preexistentes a través de puentes. Se implementaron dos radios de circulación: el nivel cero, que es la espina central de circulación, y el nivel uno que se vincula con el pasillo central de la histórica construcción.

La arquitectura se apoya en la iluminación y el uso de colores cálidos, como el terracota, para transformar las áreas médicas en espacios capaces de reproducir la familiaridad de un hogar.

También se incorporó tecnología médica en las áreas de Terapia Intensiva, Instituto de Medicina Cardiovascular y Diagnóstico por Imágenes, tales  como angiógrafos, tomógrafos, mamógrafos y ecógrafos digitales, entre otros.

Todo el edificio fue desarrollado bajo la premisa de sustentabilidad edilicia. Por ejemplo se usaron vidrios dobles con cámaras de aire y fachada ventilada. Además, se puso un muro macizo para detectar las zonas que no requieren de aire acondicionado y ahorrar energía. También, para el armado del hormigón se utilizaron planchuelas metálicas y de goma, con apuntalamientos regulables en cada uno de los pisos, en lugar de tablas de madera.

Acerca del Hospital Italiano

El Hospital Italiano de Buenos Aires, con más de un siglo y medio de historia en la medicina argentina, es un centro de excelencia y de alta complejidad como así también de medicina general, que cuenta con profesionales de reconocida idoneidad. Desde sus comienzos, ha sido una Institución dedicada al cuidado de la salud, en la que la educación médica es vocación de los profesionales que la integran.

El prestigio y la confianza obtenidos por el Hospital Italiano en sus más de 157 años al servicio del cuidado de la salud, se fundamentan en su búsqueda constante de la excelencia, en sus trabajos de investigación y formación de profesionales y fundamentalmente en el respeto por la dignidad individual que brinda a cada paciente.

Datos generales sobre Buenos Aires

Geografía y economía

Buenos Aires es la capital de la República Argentina, situada junto al Río de la Plata y ocupando unos 200 km², comprendiendo sus 47 barrios y el “Gran Buenos Aires” o área metropolitana.

Los meses más cálidos en Buenos Aires son de enero a marzo, con temperaturas máximas de 40ºC, mientras que el invierno austral es más intenso en los meses de junio y julio, bajándose rara vez de los 0ºC (salvo este año 2007, en el que han tenido en Argentina un invierno especialmente crudo, con nevadas en Buenos Aires, algo que no es frecuente). En todo caso, ha de tenerse en cuenta que se trata de un clima muy húmedo, por lo que la sensación de calor sofocante es muy intensa en los períodos centrales del verano, así como la del frío en invierno.

El período de lluvias más intenso es en verano, con tormentas fuertes, pero de corta duración (“tormentas de verano”). En invierno son más frecuentes las pequeñas lloviznas, aunque continuas.

A pesar de la delicada situación económica que atraviesa Argentina en las últimas décadas, no hay que olvidar que continúa siendo un referente económico muy importante en Sudamérica, y especialmente Buenos Aires, siendo el principal sector económico de la capital el de servicios y el financiero, aunque la producción industrial se ha incrementado en los últimos años, así como los sectores inmobiliario y turístico.

La moneda argentina es el Peso, aunque la presencia del dólar es muy importante y es moneda de uso corriente que podemos utilizar de forma indistinta. No obstante, podemos viajar directamente con euros y cambiarlos en el aeropuerto, ya que vamos a salir ganando con el cambio, dada la fortaleza del euro. Con unos 200 € para cambiar en el aeropuerto es suficiente; posteriormente podemos utilizar cajeros automáticos para obtener pesos o dólares, así como efectuar pagos con tarjeta de crédito en la mayoría de establecimientos.

La población porteña

La población aproximada es de 3 millones de habitantes y constituye la segunda ciudad más grande de Sudamérica.

El idioma oficial es el español. Aunque no es oficial, es muy conveniente saber que la jerga porteña es el “lunfardo”, al que cuesta acostumbrarse un poco al principio, pero que, finalmente, resulta bastante pegadizo (para que te hagas una idea, es la jerga que se utiliza en los tangos).

La religión mayoritaria es la Católica.

La mayoría de la población en Argentina desciende de Europeos (españoles, italianos y franceses, especialmente), siendo los grupos mestizos y amerindios muy minoritarios.

Se dice, y es cierto nada más dar un paseo por Buenos Aires, que es “el París de Latinoamérica”. Ciudad comparable a Buenos Aires en su amplia semejanza a Europa es Nueva Orleans, pero Buenos Aires va mucho más allá. La mezcla de culturas europeas de esta ciudad le da una identidad propia y distinta del resto de capitales de Sudamérica y, en ocasiones, nos va a dar la impresión de que estamos en cualquier ciudad porteña del Mediterráneo.

Señalar que frecuentemente se destaca el carácter “orgulloso” de los argentinos, que no es común en el resto de Latinoamérica. Cuando vayas a Buenos Aires sabrás que los “porteños” tienen motivos para su orgullo. No obstante, en cuanto los tratas te das cuenta de que se entregan plenamente al visitante y son muy amables.

Obviamente, ese carácter orgulloso de los bonaerenses tiene su justificación en la Historia de Argentina, marcada especialmente por la propia Historia de Buenos Aires.

Un poco de Historia sobre Buenos Aires

Buenos Aires fue fundada en 1536 por el español Pedro de Mendoza, bajo el nombre de Nuestra Señora del Buen Aire. Sin embargo, el esplendor de esta ciudad comenzará a partir del año 1776, cuando fue nombrada capital del Virreinato del Río de la Plata, lo que convirtió a Buenos Aires en uno de los puertos comerciales más importantes del Mundo, siendo el lugar a partir del cual comenzó la colonización del interior del país y a través del cual ingresaron en Argentina gran número de inmigrantes de origen europeo en busca de un futuro mejor.

En 1810 se produce la Revolución de Mayo, a partir de la cual se constituye la Primera Junta de Gobierno, aunque ello no supondrá todavía la independencia de Argentina. La proclamación de independencia efectiva de Argentina se producirá en el año 1816, en San Miguel de Tucumán, convirtiéndose Buenos Aires en la capital de la nueva República Argentina.

La capitalidad de Buenos Aires no supuso nada nuevo para Buenos Aires, ya que, como indicamos, ya era capital del Virreinato del Río de la Plata, que comprendía la actual Argentina, Paraguay, Uruguay y parte de Bolivia. No obstante, los acontecimientos históricos posteriores aumentarán la importancia política de esta ciudad.

Efectivamente, Buenos Aires se convertirá en la capital de lo que se llamó hace tiempo “el granero del Mundo”, ya que Argentina llegó a ser la séptima economía mundial, recibiendo a un gran número de inmigrantes del resto del Mundo, atraidos por su voyante economía y las posibilidades de prosperidad que ofrecía, por lo que Buenos Aires, como siempre, continuaba siendo un importantísimo puerto de entrada en Sudamérica de las gentes que huían de la pobreza en Europa.

Sin embargo, la buena estrella de la ciudad comenzó a decaer a causa de una serie de gobiernos populistas de resultados desastrosos y golpes de Estado que comenzaron hacia el año 1930, culminado todo ello por la dictadura de Videla de 1976 y el duro golpe que para el orgullo nacional argentino supuso la derrota en la Guerra de las Malvinas a manos de Gran Bretaña.

La restauración de la democracia en 1983 no supuso, sin embargo, una mejora en las condiciones políticas y económicas del país, ya que las crisis económicas y las caídas de gobiernos se han ido sucediendo, lo que ha convertido a Argentina y, especialmente a Buenos Aires, en un puerto de salida para la emigración, a diferencia de lo que históricamente suponía Buenos Aires como puerto de recepción de inmigrantes.

Sin embargo, a pesar de todos esos avatares económicos y políticos que han llevado al país a la situación actual, Argentina es un país que continúa mirando hacia el futuro, lo que se refleja en su capital, Buenos Aires. Ciudad orgullosa y de gentes orgullosas de su Historia y de lo que son; ciudad encantadora en todos y cada uno de sus rincones. Desde luego, un viaje a Buenos Aires es un viaje diferente, donde vas a descubrir una sociedad con unas peculiaridades que la diferencian del resto de América Latina.

Italia abre los archivos sobre víctimas de la dictadura

Italia entregará documentación sobre las víctimas de la dictadura, a fin de que la justicia argentina pueda actuar en el juzgamiento de los responsables de los crimenes de lesa humanidad, de acuerdo a un memorandum de entendimiento suscripto hoy en Italia por los cancilleres de ambos países.

Los Ministerios de Relaciones Exteriores de la Argentina y de Italia suscribieron un entendimiento sobre colaboración a los fines de entregar a las Autoridades argentinas la documentación existente en los archivos de la red diplomático-consular italiana en Argentina referida a las víctimas de la dictadura militar.

Encontrar a la víctimas del régimen militar

Por el acuerdo, suscripto por los cancilleres de la Argentina, Héctor Timerman y de Italia, Franco Frattini, Italia entregará a la Argentina copias oficiales de los documentos conservados en los archivos diplomático-consulares italianos en Argentina, referidos a ciudadanos italianos, personas con doble ciudadanía o a ciudadanos de origen italiano, que fueron víctimas del régimen militar argentino.

Para ello acordaron constituir una Comisión Técnica Bilateral para definir detalladamente las modalidades de colaboración en dicho ámbito, también en función del uso y de las finalidades que las Autoridades argentinas darán a las diferentes tipologías de material de archivo.

Se destacó la importancia que el Estado argentino le asigna a la obtención de documentos relativos a las víctimas de la dictadura militar «para contribuir a la reconstrucción de la memoria histórica sobre los trágicos acontecimientos de ese período y, además, a la identificación por parte de la Autoridad judicial de quienes fueron responsables directos de los crímenes de lesa humanidad».

Pone de relieve además «la creciente sensibilidad que el tema provoca en la opinión pública, demostrada en las múltiples expresiones de la sociedad civil que tanto en Italia como en Argentina han solicitado la apertura de los archivos diplomático-consulares italianos y el acceso por parte de las Autoridades argentinas a los mencionados documentos como un aporte para que se haga justicia a muchas de las víctimas de la dictadura militar argentina».

Se destaca además «la tradicional amistad y colaboración que une a ambos países, recientemente fortalecida por un intenso programa de visitas recíprocas al más alto nivel».

También se pone de relieve «la disponibilidad de la parte italiana de acceder a lo solicitado por el Gobierno argentino de la manera más amplia que permita el propio ordenamiento jurídico, no sólo en consonancia con las sólidas relaciones de colaboración entre ambos países, sino también como medida de política humanitaria tendiente a asegurar el apoyo a las Autoridades argentinas en su compromiso con las víctimas de la dictadura militar».

Relanzamiento de la relación bilateral con Italia

El Canciller Héctor Timerman mantuvo una reunión de trabajo con Franco Frattini

Mañana, en el Palacio de la Farnesina de la ciudad de Roma, el canciller Héctor Timerman mantendrá con su par italiano, Franco Frattini, una reunión de trabajo acordada en el encuentro que ambos sostuvieron en Nueva York, en septiembre pasado, como actividad paralela a la Asamblea General de ONU.

La superación de algunos obstáculos y particularmente el segundo canje de deuda realizado por la Argentina, con una importantísima participación italiana, impulsaron la decisión de ambos gobiernos de relanzar la relación bilateral, históricamente fundada sobre estrechos lazos de amistad y afinidad, producto de la gran inmigración italiana que contribuyó a conformar la identidad argentina.

Convocatoria de la II Comisión Económica Bilateral

Uno de los puntos principales a ser acordado durante el encuentro de mañana, en el Palacio de la Farnesina de Roma, será la convocatoria a la II Comisión Económica Bilateral para el primer semestre de 2011 (que se reunió por última vez en 2006), junto a un Segmento Político presidido por los dos Cancilleres.

Entre otros de los temas que serán abordados por ambos ministros se destacan la cooperación en diversas áreas como la espacial y energética, las posibilidades de nuevas inversiones así como el proyecto de obtener un espacio permanente para el Pabellón argentino en la Bienal de Venecia como testimonio de la constante y significativa participación argentina en las Bienales tanto las de artes visuales como las de arquitectura.

La reunión del canciller argentino con el ministro de Asuntos Exteriores italiano será sucedida por un encuentro de Timerman en la Residencia de la Embajada en Roma con empresarios y hombres de negocios de Italia.

En horas de la tarde, el canciller Timerman abrirá la muestra «Ausencias» que organiza nuestra representación diplomática en conmemoración del día internacional de los Derechos Humanos y en el marco de los actos del Bicentenario, oportunidad en que mantendrá un encuentro con las asociaciones argentino-italianas que promueven los derechos humanos en aquel país y que se encuentran conformadas mayoritariamente por numerosos compatriotas que huyeron de la última dictadura y encontraron refugio en ese país.